Remminngton 3- El duque



Lady Lily Walters cumplió con su rol a la perfección. En cada baile de sociedad y en cada elegante velada, sus vestidos cortos y su chachara vacía, mantuvieron a todos los presentes tratando de adivinar la verdad. Pero detrás de sus flirteos sensuales, ella era una espía.

Voluntariamente arriesgaba su vida para proteger los secretos que solo ella podía divulgar.

Pero cuando el peligroso y atractivo duque de Remmington la tomo en sus brazos, se encontró deseando terminar con esa farsa y mostrarse tal cual era.



No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.