A orillas del río de piedra me senté y lloré


Tras once años, una mujer se reencuentra con su amado.

La última vez que se vieron eran todavía adolescentes. Hoy la vida les ha llevado por caminos muy distintos: ella vive en Zaragosa, prepara oposiciones y ha aprendido a dominar sus sentimientos.

Él ha viajado por todo el mundo posee el don de la curación y ha encontrado en la religión un refugio para huir de sus conflictos interiores. Pero en el reencuentro, a ambos les unirá un único deseo: el de cumplir sus sueños.







No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.