Retrato de un asesino, Jack el destripador


Entre agosto y noviembre de 1888, siete mujeres fueron asesinadas en el barrio londinense de Whitechapel; la crueldad de sus muertes despertó el pánico entre los habitantes de la ciudad y dio lugar a la leyenda de Jack el destripador. 

Patricia Cornwell decidió iniciar una investigación sobre el misterioso asesino aplicando la rigurosa disciplina de un análisis policial actual y aportando técnicas desconocidas en la época victoriana, para ello, examinó todas las evidencias físicas disponibles llegando a la conclusión de que, tras el nombre de Jack el Destripador, se ocultaba Walter Sickert, un pintor fascinado por los bajos fondos londinenses.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.